hace 8 meses

Soluciones a la contaminación acústica en cocinas profesionales

Soluciones a la contaminación acústica en cocinas profesionales

La contaminación acústica sigue siendo uno de los factores principales a tener en cuenta en las cocinas profesionales. Este es uno de los temas fundamentales que se trata cada 26 de abril, cuando se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido.

Una de las zonas principales en las que se produce este tipo de ruido en las cocinas profesionales, es donde se llevan a cabo todas las tareas de lavado. Sin embargo, es importante que tomes en cuenta las diferentes soluciones que puedes utilizar para evitar que se produzca esta problemática cada vez más frecuente.

Contaminación acústica en zonas de lavado profesionales

A la hora de abordar la contaminación acústica en cocinas industriales es fundamental que puedas conocer cuáles son los motivos más frecuentes. Cada instalación tiene sus particularidades, se pueden utilizar varios aparatos al mismo tiempo, pueden funcionar de forma incorrecta o bien puedes contar con instalaciones que no cumplen con los mínimos estándares de calidad. No obstante, pese a que todas las cocinas tienen sus propias características, existen diferentes situaciones que se producen en todas las cocinas profesionales.

Solo en la parte de diseño de la zona de lavado, o también conocida como plonge, ya puedes encontrar uno de los problemas principales. Son máquinas de una gran potencia para que se puedan lavar los máximos platos y utensilios en el menor tiempo posible. Pese a todo, en muchas ocasiones, el fabricante no respeta los mínimos estándares de calidad. Esto provoca que el agua que se proyecta en las bombas de lavado haga demasiado ruido y sea perjudicial para tus oídos.

Por ello, cuando vayas a comprar este tipo de maquinaria debes cerciorarte de que sus paredes, la maquinaria que se encuentra en su interior y toda la parte que envuelve a la cuba dispongan de un buen sistema de aislamiento. Este debe ser de tipo térmico, para evitar que la temperatura sea muy elevada, así como acústico. Toma en consideración que no muchos fabricantes abordan este tema con la importancia con la que deberían.
 

Las instalaciones de trabajo no acompañan

Las dimensiones que podrás encontrar en las diferentes zonas de lavado son bastante reducidas, y esto también acaba siendo un problema. Los espacios pequeños provocan que el ruido se quede durante un tiempo después de emitirse, generando una sensación de contaminación acústica que acaba siendo perjudicial para los trabajadores. La zona de lavado se rodea de elementos duros como los techos, los suelos o los paramentos. Esto no hace más que contribuir a que el ruido que se produce se multiplique de forma exponencial.

Todo esto se suma a la enorme cantidad de trabajo que suele producir un establecimiento de hostelería, especialmente en momentos de alta demanda como puede ser un fin de semana. Por ello, te encontrarás con un gran desplazamiento de vajilla y mucha carga laboral por parte de todos los trabajadores. Toda esta atmósfera no hace más que elevar los niveles de ruido de la sala. Además, en la mayoría de los casos, la estructura logística tampoco acostumbra a ser la más adecuada.

Hace falta un elevado número de carros para desplazar los platos y cubiertos, lo que obliga a que los trabajadores tengan que manipularlos más de lo que debieran, produciendo ruido. Al ser una zona de dimensiones reducidas, el número de empleados que trabajan es también es menor. Si hubiera más trabajadores, la carga laboral sería más repartida y, por ende, el ruido producido también bajaría en las cocinas industriales.

A la hora de diseñar un restaurante o un comedor es importante que tengas en cuenta que la zona de comensales guarde la suficiente distancia con la zona de lavado y cocina. En caso contrario, se puede mezclar el ruido de todas las personas que hablan y comen, con la elevada contaminación acústica que se concentra en estas partes del establecimiento. Esto aumenta el estrés, la desconcentración y la ausencia de seguridad y comunicación de todos los trabajadores.
 

Soluciones a la contaminación acústica en cocinas industriales

Existen diferentes soluciones que puedes aplicar para corregir estos diferentes problemas que se pueden producir. Sin embargo, antes de llevar a cabo cualquiera de ellas debes cerciorarte de que se cumplen estos parámetros. Cada restaurante o establecimiento cumple unas características concretas y, por tanto, tiene una resolución distinta.

  • Los techos son unas de las primeras partes que puedes corregir. Es importante el uso de placas que absorban el ruido, ya que contribuirá a eliminar la contaminación acústica.
     
  • En muchas ocasiones, las puertas que separan la zona de comensales de la cocina no disponen de los elementos de separación suficientes. Puede no haber puertas, o sí haberlas pero sin que cumplan su función. En estos casos, sería interesante la incorporación de cortinas de lamas que permitirán frenar todo el ruido que se está produciendo.
     
  • La repetición del ruido o la reverberancia es otro elemento fundamental de la contaminación acústica en zonas de lavado profesionales que se debe corregir. Además del techo y las puertas, también es importante que las paredes puedan cumplir esta función de aislante acústico, así como el suelo. Antes de comprar una nueva maquinaria de lavado, o incluso con la que se tiene actualmente, es fundamental que se pueda monitorizar con el fabricante que realmente se cumple con los estándares de calidad que se deben tener.
     
  • Asimismo, hay que planificar adecuadamente cada uno de los servicios para ofrecer unas condiciones laborales que sean aceptables para la plantilla. Hay dos elementos a analizar. Por un lado, el número de trabajadores y por otro, el equipo logístico. Es imprescindible que se cuente con las personas suficientes para mover toda la vajilla y menaje, así como un mínimo de carros. De esta forma, se evitará una manipulación mayor de la necesaria de los platos y los cubiertos reduciendo el ruido que se produce.
     

Tomando en consideración todas estas problemáticas, y sus soluciones, en MIGAN planteamos el diseño y la fabricación de cocinas industriales de una forma mucho más eficiente. A su vez, en tu zona de lavado también podrás solucionar todos los problemas de contaminación acústica que se puedan producir y ofrecer un mejor ambiente de trabajo a todo el equipo que está en la cocina.